La inflación se situó en agosto en el 3,3% interanual

El índice de precios de consumo registró en agosto una tasa de crecimiento interanual del 3,3%, debido fundamentalmente a los precios de la electricidad
La inflación subyacente continúa evolucionando con mayor estabilidad, registrando una tasa del 0,7% 
El diferencial de inflación armonizada respecto a la zona euro se reduce cuatro décimas, hasta los 0,3 puntos. En el caso de la subyacente, el diferencial es favorable a España en -0,8 puntos

14 de septiembre de 2021. El IPC subió en agosto de 2021 el 0,5% en términos intermensuales, debido principalmente al incremento de los productos energéticos y, en particular, de la electricidad.
En términos interanuales, la inflación crece cuatro décimas, hasta el 3,3%, coincidente con el avance publicado por el INE a finales de agosto. Esta tasa está influida por los efectos base asociados a la caída de los precios del petróleo en marzo y abril de 2020 y a la de los precios de servicios de alojamiento y restauración en julio y agosto de 2020.
Los productos energéticos crecieron a una tasa interanual del 23,5%, debido principalmente a los precios de la electricidad, que subieron en agosto un 7,8% intermensual.
Los precios no energéticos crecieron un 0,9% interanual, una décima más que en julio debido principalmente al aumento de la tasa interanual de la inflación subyacente (que excluye los alimentos sin elaboración y los productos energéticos) y, en menor medida, de los alimentos sin elaboración.
Los precios de los alimentos sin elaboración se incrementaron el 2,6% interanual, frente al 2,4% del mes anterior, destacando la subida del precio de frutas frescas.
La inflación subyacente creció un 0,7% interanual en agosto, una décima más que en julio, debido a la aceleración de los precios de sus tres componentes. La inflación subyacente se sitúa así 2,6 puntos por debajo del IPC, tres décimas más que en julio. Es la diferencia más alta entre ambas tasas desde el comienzo de la serie en 2002.
El conjunto de servicios sube en agosto un 0,6%, tras el 0,5% del mes anterior. A esta evolución contribuyeron principalmente partidas relacionadas con viajes (restauración, alojamiento y transporte aéreo). Los alimentos elaborados y los bienes industriales no energéticos se aceleraron dos décimas cada uno, hasta el 1,2% y el 0,6% interanual respectivamente.
La tasa anual del IPC aumentó en todas las comunidades autónomas en agosto respecto a julio. El mayor incremento se produjo en Canarias, con una subida de seis décimas, hasta el 2,4%. Por su parte, los menores incrementos se registraron en Navarra, Castilla y León y Cataluña, con subidas de tres décimas en cada una (hasta el 3,6%, el 3,8% y el 3,1% respectivamente).
El IPC a impuestos constantes aumentó un 3,6% interanual, tras el 3,2% de junio, lo que supone una aceleración de cuatro décimas, igual que la inflación general. En términos intermensuales, el IPC a impuestos constantes registró una subida del 0,5%.
En términos armonizados, la inflación se situó en agosto en el 3,3% según el INE (2,9% en julio), frente al 3% en la zona euro (avance de Eurostat), arrojando así un diferencial de inflación desfavorable de tres décimas, cuatro décimas menos que el mes anterior. Esta evolución está principalmente determinada por los precios energéticos.
Por su parte, la inflación subyacente armonizada española se sitúa en el 0,8%, dos décimas más que en julio, y se amplía el diferencial favorable para España, que se sitúa en el -0,8 frente al -0,3 el mes anterior.