Consulta pública previa para analizar la creación del Foro Nacional de Empresas Emergentes

logo

La rápida transformación experimentada por la economía en los últimos años, está propiciando la aparición de nuevas empresas que hacen de la innovación y del medio digital las bases para la creación de productos y servicios de alto valor añadido. Apoyar e impulsar a este tipo de empresas resulta fundamental para mejorar la competitividad del país en un momento en el que la apuesta por la tecnología, la digitalización y la innovación es ya una obligación.

En este contexto, cabe destacar que las empresas emergentes presentan ciertas características específicas que hacen difícil su encaje en el marco normativo tradicional:

  • El alto riesgo derivado de su alto contenido innovador - La incertidumbre sobre el éxito de su modelo de negocio, dificulta la financiación en las fases iniciales al exigir capital para poder madurar y probar sus ideas antes de que la empresa empiece a generar ingresos.
  • El potencial de crecimiento exponencial a través de economías de escala - Exige grandes inversiones de capital para permitir su rápida expansión en caso de éxito.
  • La dependencia de la captación y retención de trabajadores altamente cualificados y de alta productividad desde las fases iniciales de la empresa - En ellas no existe un flujo de ingresos para remunerarlos mediante instrumentos salariales clásicos.
  • La exposición a una fuerte competencia internacional por captar capital y talento extranjero.

El proyecto de ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes busca, por tanto, dar respuesta a los principales retos a los que se enfrentan este tipo de empresas.

Con el objetivo de analizar, identificar buenas prácticas, debatir las políticas públicas de impulso al emprendimiento en investigación y desarrollo y en innovación, así como proponer mejoras orientadas a su crecimiento y a su integración en los mercados comunitario y mundial, el artículo 26 del citado proyecto de ley establece que el Gobierno creará el Foro Nacional de Empresas Emergentes como órgano colegiado interministerial consultivo y de colaboración entre las Administraciones Públicas, universidades, organismos públicos de investigación y centros tecnológicos, las empresas emergentes y aquellas otras que colaboran con ellas.

La finalidad de este real decreto será, por tanto, la creación de este Foro Nacional que, con carácter complementario al Consejo Estatal de la pequeña y la mediana empresa regulado mediante el Real Decreto 962/2013, de 5 de diciembre, proporcionará un marco adecuado de cooperación público-privada entre los distintos actores representativos del ecosistema innovador español, esencial para dotar de coherencia a las políticas públicas, a través de la detección de necesidades y el análisis de resultados.

​ ​