Manifestaciones de interés para el Programa de Cátedras IA

​​

Introducción

El pasado 7 de octubre de 2020, el Gobierno presentó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR en adelante), entendido como un proyecto de país que orienta la modernización de la economía española, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo, la reconstrucción sólida, inclusiva y resiliente tras la crisis de la COVID, dando respuesta a los retos de la próxima década. El nuevo Fondo de Recuperación Next Generation EU permitirá a España movilizar un volumen de inversión sin precedentes. En efecto, el acuerdo del Consejo Europeo prevé financiación por hasta 140.000 millones de euros en transferencias y créditos en los próximos seis años, un 11% del PIB de 2019.

La movilización de un volumen tan importante de recursos abre una oportunidad extraordinaria para nuestro país, comparable a los procesos de transformación económica producidos a raíz de la incorporación a las Comunidades Europeas en los años 80 o la creación del Fondo de Cohesión europeo en mitad de los 90. Permitirá no solo la superación de la crisis y la recuperación del empleo, sino que facilitará la modernización de nuestra economía, para que esa recuperación sea verde, digital, inclusiva y social. Se pondrán en marcha transformaciones y reformas estructurales dirigidas a la transición hacia una economía y sociedad climáticamente neutras, sostenibles, circulares, respetuosas con los límites impuestos por el medio natural y eficientes en el uso de recursos.

El 23 de julio de 2020 el Presidente del Gobierno​ presentó la estrategia “España Digital 2025”, una agenda actualizada para impulsar la transformación digital de España como palanca fundamental para relanzar el crecimiento económico, reducir la desigualdad, aumentar la productividad y aprovechar todas las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías. Dentro de esta estrategia y conscientes tanto de su importancia tecnológica como del impacto social de su desarrollo y adopción, se incluyó a la inteligencia artificial (IA) como tecnología clave en su eje noveno.

Derivado de ello, el Gobierno​ presentó el 2 de diciembre de 2020 la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA en adelante, con localizador del PRTR C16.R1/I1), con el fin de impulsar su desarrollo, sentando así las bases para la creación de un ecosistema de excelencia en inteligencia artificial que albergue la investigación científica y la innovación, el desarrollo de capacidades y talento, el despliegue de plataformas de datos e infraestructuras tecnológicas, su integración en el tejido económico, la potenciación de su uso en el sector público y el establecimiento de un marco ético y normativo.

Una de las líneas de actuación de dicha estrategia es desarrollar el talento nacional en Inteligencia Artificial (IA en adelante), así como promover una mayor oferta formativa en Formación Profesional y universitaria orientada a la IA (medida 9). Para ello, entre otras medidas, se pretende crear o apoyar cátedras universitarias en IA cuya actividad esté centrada en la investigación, la difusión y la formación. Los años 2022 y 2023 servirán, por tanto, para poner en marcha instrumentos de colaboración pública y privada con el fin de proceder a financiar aquellas cátedras ya en marcha o de nueva creación que centren su actividad en diferentes temáticas en las que se aplique la IA. Se prevé una inversión de 5,7 millones de euros en 2022 y de 7 millones en 2023, para un marco trianual, momento a partir del cual la cátedra deberá sostenerse de manera autónoma.

Los instrumentos que se desarrollen contribuirán al hito 251 del Council Implementation Decisión​​ (CID): “Apoyo a proyectos sobre la inteligencia artificial – Atracción de Talento”, con indicador cualitativo “Publicación y financiación de las ayudas del programa” en el último trimestre de 2023. También contribuyen al hito 253 “Finalización de proyectos sobre inteligencia artificial”, con indicador cualitativo “Notificación de la finalización” en el primer trimestre de 2026.

En todo caso, las herramientas de colaboración público-privada que se diseñen respetarán el marco jurídico sobr​e Ayudas de Estado de la Unión Europea, así como el Reglamento de la (UE) 2021/241 de 12 de febrero de 2021, por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, y la orden HFP/1030/2021, de 29 de septiembre, por la que se configura el sistema de gestión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.​